lunes, 26 de marzo de 2012

En coche por Galicia - Capítulo 12: Excursión a Oporto (Portugal) . 1ª Parte

DÍA 6 - SÁBADO 24 DE SEPTIEMBRE DE 2011

Sí, Oporto. Veamos, yo había estado en Portugal en dos ocasiones con anterioridad y Toni ninguna. El sitio en el que yo estuve es Valença do Minho, pueblo precioso y en la mismísima frontera entre España y Portugal (ya le prepararé alguna entrada). Ese bocadito del país luso me dejó con ganas de más en ambas ocasiones en que lo visité, así que para esta excursión pensamos en ir a un sitio que nos adentrara un poco más en Portugal, pero en el norte, ya que la idea era volver a Pontevedra a hacer noche. Así, tras barajar varias ciudades, nos decidimos por Oporto, porque ninguno de los dos lo conocía y es bastante asequible para ir en coche desde Pontevedra a hacer una excursión. Preparamos la ruta y allá que fuimos.

Llegar a Oporto fue muy fácil, al menos en nuestro caso, partiendo de Pontevedra. No tuvimos más que coger la AP-9 hacia el sur, que al pasar la frontera se convirtió en A3. Seguimos siempre hacia el sur y tardamos unas dos horas en llegar a Oporto (había obras en un tramo bastante largo de la carretera, sino, el tiempo de trayecto hubiese sido menor). No hay misterio ni una salida específica de la autovía, puesto que ésta muere a las puertas de la ciudad. Con un buen callejero no tuvimos pérdida y dejamos el coche fuera del centro histórico, donde nos resultó muy fácil aparcar. La aventura nos salió bien porque estábamos muy cerca de "todo eso que hay que ver en Oporto", en una calle de zona azul donde aparcar los fines de semana era gratis. Todavía me sorprende lo bien que nos salió la jugada para ser una ciudad completamente desconocida. Importante: en Portugal es una hora menos que en España, algo a tener en cuenta a la hora de visitar ciertas cosas para no llevarnos sorpresas.

Localización de Oporto. Imagen de Google

A la hora de preparar la excursión me sirvió de mucha ayuda la guía de viajes de Civitatis. Tiene muchísima información y explicada de forma fácil y amena, haciendo hincapié en los imperdibles de las ciudades. Para quien no las conozca, recomiendo estas guías porque a mi me han sacado de apuros ya alguna vez. Así descubrí todo lo que quería saber de Oporto y los lugares que hay que visitar sí o sí. Llevábamos toda esa información y un callejero que imprimimos.

Nuestra primera parada fue la librería Lello e Irmao. Dicen que es la más bonita del mundo y no sé hasta que punto será cierto, pero desde luego, de entre todas las que conozco sí lo es. El edificio se construyó en 1906 y conserva gran cantidad de detalles antiguos que la hacen muy especial, desde sus enormes estanterías de madera hasta su imponente y elegante escalera. Había dos cosas que me llamaban la atención de esa librería, dos razones por las cuales la quería visitar: por su belleza y mi gran afición a la lectura, y porque en ella se ha rodado alguna escenas de la saga Harry Potter (si no me equivoco, la escena concreta que se rodó allí fue la firma de libros de Gilderoy Lockhart en Harry Potter y la cámara secreta). Esta librería está muy cerca de lo que empieza a ser el casco antiguo de Oporto, en la Rua das Carmelitas, 144, justo enfrente de la Iglesia y Torre de los Clérigos (de las que ahora hablaré), por lo que merece mucho la pena ir. El horario es de 10 a 19 horas de lunes a sábado y la entrada es gratuita. En el interior no se pueden hacer fotos, a no ser que se compre algo, como no fue mi caso, ya que todos los libros estaban en portugués y no hablo ni entiendo ese idioma. Pero como no me puedo resistir, voy a colgar unas fotos que he tomado de internet:



En el exterior sí que hice alguna foto. Como podéis ver, la fachada tampoco tiene desperdicio:


Como decía, Lello e Irmao está muy cerca de la Iglesia y la Torre de los Clérigos, que fue nuestra siguiente parada. Es uno de esos lugares imprescindibles de esta ciudad porque, si sois valientes y subís a la torre, obtendréis las mejores vistas de Oporto. La iglesia fue construida entre 1735 y 1748, en estilo barroco, por la hermandad de los Clérigos Pobres, en un emplazamiento donde hasta ese momento se enterraba a los ajusticiados, por lo que se conoce como "cerro de los ahorcados".


La torre homónima es la más alta de Portugal, con 76 metros. He subido a sitios más altos, pero esta torre es de las que más impresión me ha dado. Está en la parte alta de la ciudad y las vistas alcanzan el casco antiguo, que va en descenso hasta la ribera del río Duero, por lo que la sensación que da es de que la torre es mucho más alta.Pero me recalco, es un lugar imprescindible porque la panorámica de Oporto es impresionante, de las mejores:



La subida nos dejó exhaustos porque es la misma escalera (estrecha) para subir que para bajar y coincidimos con una excursión, lo que resultó algo incómodo. Además, los escalones son muy altos, sobre todo en el último tramo, algo que personalmente me resulta agotador, pero valió la pena. Para descansar un poco antes de continuar con nuestra excursión por Oporto, entramos en la iglesia, que es muy recogida y pequeña. Por fuera engaña, parece más grande.


HORARIOS Y TARIFAS IGLESIA:

De lunes a sábado de 8:45 a 12:30 y de 15:30 a 18:30 horas. 
Domingos: de 10:00 a 13:00 y de 21:00 a 22:20 horas. 

Precio: Gratuito


HORARIOS Y TARIFAS TORRE:


De abril a octubre de 9:30 a 13:00 y de 14:30 a 19:00 horas. 
Desde noviembre hasta marzo: de 10:00 a 12:00 y de 14:00 a 17:00 horas. 
Agosto: de 10:00 a 19:00 horas.

Precio: 2 €


Dirección: Rua de São Filipe de Nery, 4050


Y aquí acaba la primera parte de mi relato sobre Oporto. En el próximo capítulo contaré el resto.

lunes, 12 de marzo de 2012

En coche por Galicia - Capítulo 11: Pontevedra

DÍA 5 - VIERNES 23 DE SEPTIEMBRE DE 2011

Aquella mañana tuvimos que decir adiós a Santiago de Compostela después de haber pernoctado allí durante tres noches. Abandonamos el hotel y la ciudad para dirigirnos a Pontevedra, una ciudad que personalmente me parece preciosa y siempre que he estado allí he descubierto algo nuevo. El trayecto desde Santiago hasta Pontevedra es muy corto, no llega a una hora si se va por la AP-9. Además de haber visto unos callejeros para confirmar la ruta, Pontevedra es una ciudad cuyos accesos tengo bastante grabados, así que no fue difícil llegar ni encontrar el hotel. Para mejorar la cosa, al lado de éste había un parking público y gratuito al aire libre, donde pudimos aparcar sin inconveniente los tres días que pasamos alojados y moviéndonos por la zona.

jueves, 1 de marzo de 2012

En coche por Galicia - Capítulo 10: Fisterra

Salimos de Noia y nos dirigimos hacia Fisterra, punto geográfico que se consideraba el fin del mundo en la Antigüedad, por ser el límite del mundo conocido antes de que las Américas fueran descubiertas. Siempre me fascinará aquella creencia que defendía que la tierra era plana y al llegar al borde del mar los barcos caerían al vacío. Estar en Fisterra en aquella época y mirar al horizonte debía dar miedo. Bueno, he aquí la localización de Fisterra en el mapa:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...