martes, 3 de julio de 2012

Figueres (Junio 2012): Iglesia de Sant Pere y un paseo por el centro

Y seguimos desgranando la experiencia en Figueres, porque al lado del Teatro-Museo Dalí podemos encontrar la Iglesia de Sant Pere, uno de los edificios más bonitos de la ciudad. De estilo gótico, fue construida entre los siglos XIII y XIV. Debido al crecimiento de la ciudad, este templo se amplió en el siglo XVIII, pero durante la Guerra de la Independencia (principios del XIX), los franceses la saquearon por completo. No acaba aquí la serie de desgracias que forman parte de la historia de esta parroquia: en julio de 1936 fue quemada y once de sus dieciocho sacerdotes fueron asesinados. Durante la Guerra Civil se desmontaron piedra a piedra el crucero y el presbiterio, para ser reconstruidos a partir de 1941. Parece mentira, para lo pequeñita que es esta iglesia, la historia que tiene.

Es un lugar bastante acogedor y para estar ampliada y reconstruida a lo largo del tiempo se mantiene fiel a la arquitectura gótica, sobre todo en su interior. Por cierto, a la entrada a mano derecha está la pila bautismal donde se bautizó, por ejemplo, a Salvador Dalí.

Está abierta todos los días de 9:00 a 13:00 y de 16:00 a 20:00 y la entrada es gratuita.



Vista esta pequeña iglesia, de la que por cierto daba pena salir porque se estaba muy fresquito, decidimos dar un paseo por el centro de la ciudad. A mis ojos, Figueres resultó ser muy viva, llena de gente, de tiendas, de cafeterías, de terrazas... El ambiente era bastante alegre y la verdad es que por allí no parecía haber crisis por ningún sitio. Es que es sorprendente la cantidad de tiendas de ropa que hay y la de gente que había en las terracitas merendando. Así pues, contagiados por el entorno, nos sentamos nosotros también a tomar unas limonadas. El sol iba acabando su jornada laboral en esa parte del mundo y ya no hacía tanto calor, así que fue un rato de lo más agradable. Van unas fotos del momento:

Terrazas everywhere

Curioso y original nombre/logotipo para una tapería en Figueres

Al rico limón granizado, oiga

Y hasta aquí la visita a Figueres, porque estábamos tan cansados por el coche y el calor, que esa noche compramos unos bocadillos y nos los comimos en nuestras respectivas habitaciones de hotel. Al día siguiente dejaríamos atrás esta ciudad de Girona y marcharíamos al Circuit de Catalunya, pero eso, como ya sabéis, es otra historia.

2 comentarios:

  1. ¡Qué no conocía este blog! Que he leído tu comentario en el blog de Lady Boheme y me he puesto a cotillear cuál era tu otro blog. Y ya me tienes por aquí. Y amenazo con ser pesada, que llevo unos añitos que no viajo, por la maldita crisis, así que tengo mono. La de cositas que voy a ver por aquí. Me pongo cómoda, ¿vale?
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa y siéntate, guapa! Me alegro mucho de tenerte por aquí. Hace tiempo que quería poner un baner o algo en el blog de literatura para darle un poco de difusión a este, pero siempre se me pasa, jeje.

      La verdad es que con la crisis... antes elegíamos hoteles y vuelos a lo loco y ahora miramos en trivago, booking y similares y funciona, oye. Salen hoteles realmente baratos que están muy bien situados y todo. Así que mira, con un poco de esfuerzo le damos al vicio de viajar, ya que no tenemos otro xD. Procuramos hacer un viaje "gordo" al año mientras podamos y nada, aquí van luego las fotos y los relatos. Tengo algún relato empezado aparte del de Figueres. Ponte cómoda y cotillea todo lo que quieras. Así de paso nos pones cara!

      ¡Besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...