jueves, 16 de febrero de 2012

En coche por Galicia - Capítulo 8: Padrón e Iria Flavia

DÍA 4 - JUEVES 22 DE SEPTIEMBRE DE 2011

Ese día madrugamos mucho porque teníamos prevista una ruta larga a la par que interesante: Padrón, Iria Flavia, Noia, Fisterra y de vuelta a Santiago. La mayor parte del trayecto seguimos la carretera de la costa y fue un rato muy agradable. Pero mejor voy por partes; la primera parada fue Padrón, una localidad que está a un paso de Santiago de Compostela (20 kilómetros) hacia el suroeste y todavía en el interior. Creo que tardamos unos diez-quince minutos en llegar. Este pueblo es famoso por sus pimientos, aquellos que unos pican y otros no (y luego resulta que pican todos, aunque están bien buenos), pero nosotros estábamos más atraídos porque allí se encuentra la casa donde vivió y murió la poetisa Rosalía de Castro, ahora convertida en museo. 

Llegamos pronto porque no teníamos muy claro dónde estaba la casa, así que preferimos ir con tiempo y, tras seguir unas indicaciones, dimos con ella. Lo que pasa es que faltaba una media hora para que abrieran, el sol no había salido del todo, había llovido durante la noche y el ambiente estaba cargado de frío y humedad, por lo que decidimos dar un paseo por la zona para no congelarnos y descansar de coche. La casa de Rosalía de Castro no está dentro del pueblo, sino a las afueras, rodeada de casas de campo y cultivos de maíz y pimientos.







Andando, andando y, sin darnos cuenta, nos topamos con el cementerio de la vecina Iria Flavia, donde reposan los restos del escritor Premio Nobel Camilo José Cela, nacido en Padrón. Recordemos que Cela fue también Marqués de Iria Flavia, un título creado expresamente para él por el rey Juan Carlos I. El cementerio es pequeñito y, si alguien tiene especial interés en localizar la tumba de Cela, no tendrá ningún problema. A la entrada, mano izquierda, bajo un árbol. La losa es muy austera, por voluntad del propio escritor.


En la intersección entre Padrón e Iria Flavia había numerosas señales y marcas destinadas a los peregrinos del Camino de Santiago:



Empezó a llover y olvidamos coger un paraguas, así que volvimos sobre nuestros pasos para refugiarnos en el coche o en la Casa de Rosalía de Castro, que ya iba siendo hora de que estuviera abierta. Fue lo segundo, porque cuando llegábamos nosotros, llegó también la chica que abre y vende las entradas. Había parado de llover y le dimos unos minutos para que encendiera el ordenador y las luces, que tampoco era cuestión de agobiar. Así que nos entretuvimos haciendo fotos en los exteriores:




La casa nos gustó bastante por dentro. Se combinan objetos (¿os acordáis del billete de 500 pesetas?) y libros muy antiguos (primerísimas ediciones) de Rosalía de Castro, junto a otras estancias decoradas al estilo rural gallego del siglo XIX, lo que resulta muy interesante a la hora de acercarnos a la cultura de ese tiempo, a la forma en que vestían, cómo se ganaban la vida...






Concluida la visita en el interior se puede pasear también por los viñedos y jardines de la finca:


Llegados a este punto, decidimos seguir con la ruta. Próxima parada: Noia. Pero eso será en el siguiente capítulo. Ahora os dejo unos datos sobre la Casa Museo Rosalía de Castro, una visita imprescindible para conocer el mundo gallego del siglo XIX.

CASA MUSEO ROSALÍA DE CASTRO - HORARIOS Y PRECIOS

Verano: 10'00-14'00/16'00-20'00
Invierno: 10'00-13'30/16'00-19'00
Domingos y festivos: 10'00-13'30
Lunes cerrado

Escolares menores de 6 años: Gratis
Escolares mayores de 6 años: 1 €
Grupos: 1'20 €
Individuales adultos: 1'50 €

Dirección: A Matanza 15917 Padrón  (A Coruña) 
Teléfono: 981 81 12 04
Página web: http://www.rosaliadecastro.org/

Esta información puede sufrir cambios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...