miércoles, 22 de junio de 2011

Excursión: Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia

El domingo estuvimos mi novio y yo en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Es curioso, pero está a dos horas en coche (con el famoso 110 km/h) y no lo habíamos visitado nunca. La verdad es que antes de esto yo había estado en Valencia una vez, pero de pasada y para enlazar autobuses para ir a otro sitio. Con lo cerca que está... Bueno, llegar es muy fácil. Nosotros no conocemos la ciudad de Valencia para nada, no sabemos circular por ella, pero casi sin ver mapas ni nada, no nos perdimos en absoluto; llegamos directamente al sitio. La cuestión es que una vez que se va entrando a Valencia está todo más que bien señalizado para llegar a la Ciudad sin perderse. Repito: es muy fácil. De todas formas, en su página web explican perfectamente cómo llegar, con coordenadas para GPS y todo. Aquí tenéis el mapa de Google para situaros y un plano del recinto:



Las tarifas ya son otra historia. Depende de lo que se quiera visitar entre los diferentes apartados de la Ciudad, el precio varía. También cambia entre grupos, adultos, jubilados... Para hacerse una idea lo mejor es consultar este apartado de la web. Con respecto a los horarios, también son diferentes dependiendo la época del año. Lo que es seguro es que abren a las 10 de la mañana y nosotros ya estábamos allí sobre las 10'30. Al ser domingo, no había nada de tráfico en los accesos a la ciudad; entre semana no quiero ni saber cómo estará eso (me agobia conducir por carreteras muy concurridas).

Bueno, el complejo fue inaugurado en abril de 1998 y los edificios están diseñados por Santiago Calatrava y Félix Candela. Son estructuras impresionantes construidas en hierro, acero y cristal. Debo decir que a nosotros no nos dio tiempo a verlo todo, nos faltó la parte del Oceanogràfic y esperamos volver otro día. Tras sacar las entradas de lo que sí íbamos a ver, dimos un paseo por el recinto para hacer tiempo, porque lo primero que cogimos fue una proyección y aún faltaba un poco para que empezara.



Llegado el momento, nos dirigimos al Hemisfèric, sala de proyecciones de cine IMAX y planetario. Había varias películas para elegir y nosotros nos quedamos con una que trataba sobre el telescopio espacial Hubble. Todas las películas duran unos cuarenta minutos y con el tiempo las van cambiando. Se puede consultar la programación aquí. Fue bastante impresionante, aunque al principio mareaba un poco la estructura de planetario, que mires donde mires todo es pantalla. Pero es recomendable ver algo allí y llevarse la experiencia. ¡Yo repetiría!


Al salir nos comimos unos bocatas en una cafetería (en cada edificio hay una) y seguimos con nuestras cosas. Lo siguiente era el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe. La visita a este edificio dura casi tres horas si se quiere ver todo bien. A nosotros nos chifla todo eso de la Ciencia y además este museo es 100% interactivo. Hay un montón de cosas para toquetear y experimentar. Puedes desde probar la fuerza centrífuga hasta tomarte la tensión, pasando por una prueba de saltos de longitud, la contemplación de un hormiguero gigante o infinidad de curiosidades sobre el cuerpo humano. Es divertidísimo y lo pasamos genial. 

En el mismo edificio hay también espacio para una exposición itinerante que van cambiando cada cierto tiempo. A nosotros nos tocó una sobre Marvel y la relación de sus superhéroes o mutantes con la genética y la ciencia. También era bastante interactivo e incluía figuras de algunos personajes de la franquicia.



Casi exhaustos por tanta diversión, llegó el momento de nuestro último lugar a visitar por aquel día: el Umbracle. Es una zona elevada y al aire libre prácticamente (debajo está el parking muy bien camuflado. 2 € la hora). En esa parte de la Ciudad también van poniendo exposiciones itinerantes. Ahora mismo está una que se llama "Entre dinosaurios" y es curiosa de ver. Son animatronics de diferentes especies de dinosaurios, todas a tamaño real, que se mueven, emiten sonidos y van acompañadas de una explicación sobre los hábitos alimentarios de cada uno, el período en que existió, sus dimensiones... Es muy interesante, pero se me hizo corto. Lo que no sé es hasta cuando estará.





Y visto eso, se acabó nuestra excursión por aquel día. Lo pasamos en grande, sobre todo en el Museo de Ciencias, y regresamos a casa con ganas de volver dentro de un tiempo para ver lo que nos faltó, que es básicamente la zona del Oceanogràfic. 

5 comentarios:

  1. Hola, Carol!
    No conocía tu blog pero le he estado echando un vistazo y me ha gustado. Me gustaría añadir tu blog a la lista de links de mi blog, si te parece bien, claro.

    No he podido evitar leer esta entrada sobre Valencia, la ciudad de donde soy. Me alegro que te gustara la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chelo!! Bienvenida a mi blog, me alegro mucho de que te guste. Estaría encantada si lo pusieras en tu lista de links. De hecho, ¿puedo poner el tuyo también en la mía?

      La Ciudad de las Artes y las Ciencias me gustó mucho, pero la pena es que sólo conozco eso de Valencia. Es mi intención volver un día de estos para visitar lo que es Valencia en sí y también quiero ver el Oceanogràfic. Con lo cerca que está de Alicante y lo poco que me he prodigado por allí!

      ¡Saludos!

      Eliminar
    2. Gracias por aceptar y por animarte a dejar un comentario en mi blog. Ya he añadido tu blog a mi lista. Y claro, tú también puedes poner el mío :)

      Eliminar
    3. Ea, pues no se hable más. Ahora mismo enlazo tu blog ;)

      Eliminar
  2. Me alegro que te gustara Valencia. Por cierto debiais de visitar el Bioparc, es un robo la entrada 21 euros pero merece la pena. Si otro año decides venir decirte que siempre sacan ofertas del 50% para septiembre aunque asegúrate antes de venir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...